CienciaSalud

Hakini Mudra: por qué utilizamos inconscientemente esta postura y cómo hacer uso consciente de ella

Los mudras son posturas que se realizan con las manos, al unir los dedos unos con otros, para crear flujos energéticos que ayudan a estimular distintas partes del cuerpo y a potenciar estados emocionales y mentales.

Por Eliana Ianni para Río Colorado Informa – Hakini Mudra es el mudra de la concentración, es un gesto de los más poderosos, dirige la energía hacia el sexto chakra (o chakra del tercer ojo), donde residen la intuición y la imaginación.

Has realizado esta postura alguna vez?

Los mudras tienen origen en Oriente hace miles de años, especialmente en el budismo. Se han utilizado y se utilizan, como una práctica espiritual en el camino hacia la iluminación.

Cómo usar este mudra conscientemente?

1- Busca un lugar tranquilo y respira lentamente hasta que te sientas relajado, luego realiza un leve masaje en tus manos para energizarlas y enviar así calor a todo tu cuerpo.

2- Apoya las puntas de los dedos de la mano izquierda por encima de los dedos de la mano derecha.
El pulgar de la mano izquierda apunta hacia el interior de modo que todos nuestros dedos estén unidos por las puntas , sin que las palmas de las manos entren en contacto.

3- Manten la postura por lo menos un par de minutos. Si aparecen otros pensamientos, apártalos y vuelve de nuevo a concentrarte. Permanece libre y relajado cuando ejercites este mudra. No te inquietes si al principio te desconcentras con facilidad, piensa que cada vez que te fuerzas en dirigir tu pensamiento para centrarte en la respiración, estás ejercitando tu cerebro.

Qué hay de espiritual y que de ciencia?

Esta posición de los dedos ha sido profundamente estudiada por los científicos, y se ha comprobado que estimula el trabajo conjunto de los dos hemisferios del cerebro, el derecho y el izquierdo.

Beneficios del Hakini Mudra:

– Estimula la actividad cerebral, muy beneficioso para el cerebro hiperactivo.
–Mejora la concentración, la atención consciente y la memoria
– Equilibra la actividad de los hemisferios derecho e izquierdo
– Centra y aclara la mente, despeja la confusión y purifica pensamientos y sentimientos.
– Profundiza la respiración, regenerando la energía de los pulmones, oxigenando el cerebro, lo que repercute en un mejor funcionamiento de todo el organismo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar