Policiales

Escándalo: policías allanaron una casa y se robaron $325 mil

Los uniformados terminaron detenidos e interviene Asuntos Internos. Tenían la plata escondida debajo del asiento del patrullero. Los vecinos enojados por esa actitud casi los linchan.

Tres efectivos de la Policía Bonaerense fueron detenidos, luego de robarse $325 mil y esconderlos debajo del asiento de un patrullero durante un allanamiento realizado en una vivienda de la localidad de Pilar.

Los dueños de la casa en la que se realizó el procedimiento denunciaron el faltante de dinero y afirmaron que se lo habían llevado los uniformados, por lo que los vecinos se agolparon en el lugar e impidieron que los efectivos se retiraran.

Tras una serie de forcejeos, se descubrió que la plata había sido escondida por los policías debajo del asiento del patrullero, lo que generó la furia de los habitantes del lugar e incluso intentaron linchar a los efectivos.

Los apresados son un oficial subayudante cuyas iniciales son ORG, el teniente GL, y el oficial JJV, todos numerarios del Destacamento Agustoni, de la Policía Local y del Comando de Patrulla Pilar, quienes arribaron a la vivienda en cuestión por orden de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4 Descentralizada de Pilar.

El fiscal Gonzalo Agüero pidió que allanaran la casa en busca de armas a raíz de los reiterados robos que se producían en la zona, aunque en lugar de pistolas los agentes terminaron tomando $325 mil que se encontraban dentro de una lata.

Una de las personas que vive en ese domicilio se dio cuenta del faltante de dinero, avisó a quienes también vivían allí e inmediatamente fue a confrontar a los uniformados, quienes en un principio negaron haber tomado ese dinero.

Sin embargo, ante la insistencia de la mujer de 28 años –quien filmaba todo–, y luego de que una muchedumbre de vecinos es reunieran alrededor de los móviles, los policías comenzaron a mostrar lo que llevaban encima pero todo terminó con la requisa del vehículo y el hallazgo del dinero debajo del asiento trasero del patrullero, una camioneta tipo pick-up.

Los habitantes de la zona estaban enfurecidos por la actitud de los efectivos, por lo que fueron retirados de la zona y llevados a la comisaría Pilar 1era., donde se iniciaron actuaciones por «robo, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público», que tramita ante la misma UFI número 4.

El fiscal Agüero además dispuso la aprehensión de los tres policías y dio comunicación a la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, donde se iniciaron sumarios sobre todos los involucrados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar