Noticias

El río Colorado mantiene aptitud

El Comité Interjurisdiccional del Río Colorado publicó el 4 de julio último su Informe Anual de Calidad de Aguas correspondiente al año 2020.

Allí se indica que el río Colorado sigue siendo apto como fuente de agua potable, agua para riego de cultivos y para abastecer las bebidas del ganado de cría.

«Aún con los inconvenientes operativos derivados de la pandemia, se ejecutó el Subprograma de calidad de aguas y se concluyó el informe correspondiente al año 2020, en el cual se observa que la aptitud del agua del Colorado se ha mantenido para todos los usos de la cuenca», informó Coirco, en cuyo sitio web se puede ver el informe completo.

Los problemas derivado de la pandemia y el aislamiento obligatorio provocaron la demora en la publicación del informe correspondiente al 2020, sin embargo, es el último estudio de calidad de aguas disponible. «Los resultados indican que el agua del Colorado mantiene su aptitud para ser usada como fuente de agua potable, para irrigación y ganadería, tal como venía sucediendo desde que se realiza el monitoreo», indicó el Comité.

«Los niveles de metales/metaloides, y el no haberse detectado hidrocarburos aromáticos polinucleares (HAPs) en sedimentos de fondo del río Colorado y del embalse Casa de Piedra, indican la ausencia de riesgo para el desarrollo de la vida acuática. A su vez, los resultados del análisis químico del músculo dorsal de las especies de peces capturadas pusieron de manifiesto que no existen riesgos para el consumo humano de pescado», explicó.

Pandemia.

Los autores del informe explicaron que las medidas sanitarias de emergencia implementadas ante la pandemia de Covid-19 generaron impedimentos para efectuar muestreos en algunas estaciones, debido a la prohibición de ingreso y circulación aplicadas por las provincias en sus territorios. Además -indicaron-, se interrumpió el transporte interprovincial impidiendo el envío de muestras a los laboratorios que están ubicados en la provincia de Buenos Aires.

A esto se suma que algunos laboratorios dejaron de funcionar durante el periodo de cuarentena, lo que motivó la búsqueda de otros. Las restricciones de movilidad impidieron realizar los ensayos ecotoxicológicos como complemento de los análisis químicos.

A pesar de todo, la estructura del informe es la misma que tienen las publicaciones de años anteriores: información sobre la cuenca del río Colorado, descripción del Subprograma Calidad del Medio Acuático y capítulos que contienen los resultados de análisis químicos relativos a la evaluación de la calidad del agua, de los sedimentos de fondo y la investigación de la presencia de sustancias tóxicas en partes comestibles de peces.

Los que faltan

Según Coirco, el informe presenta también las conclusiones a las que se ha arribado y las recomendaciones para el siguiente ciclo. Allí explicaron que próximamente se conocerá el informe de 2021 y que el trabajo para el informe 2022 se viene realizando con total normalidad. «Los resultados del 2021 y los del primer semestre 2022, correspondiente al monitoreo de metales/metaloides y HAPs en el río Colorado, muestran un patrón similar al de años anteriores, y como ocurre habitualmente, no se observó la presencia de estas últimas sustancias en ninguna de las estaciones muestreadas», anticiparon.

Fuente
La Arena

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar