Economía

El dólar y el mercado de los usados

La devaluación del peso en Argentina, fue una consecuencia esperable de un sinfín de malas políticas y malas suertes que fueron sucediéndose en el país.

Por un lado, el erróneo y endeudador arreglo con el FMI, que no permite seguir con una toma de medidas correctas para poder salir adelante. En segundo lugar, la inhabilidad del gobierno para encontrar soluciones, aunque resulte muy complicado, que puedan generar entradas de divisas; necesarias para solventar el pago arreglado con el organismo internacional. Y por último, pero no menos importante, la creciente especulación de los empresarios y las políticas favoritismos del Banco Central (BCRA).

El desfase cambiario muchas veces no es reconocido o admitido por las figuras estatales. De esta forma y con el BCRA dejando que el dólar corra sin poder ser frenado, hay otras situaciones cotidianas que son padecidas por todos los que no contamos con un poder adquisitivo exuberante. Esto tiene que ver con el aumento desmedido del precio de los bienes; sean de lujo o no.

Los precios de los productos en el país, se venden a precios muy acelerados en comparación con otros países vecinos, que tal vez tienen economías parecidas. Brasil, Chile o Uruguay, al no tener acuerdos con el FMI que cumplir, y a pesar de tener economías similares, con presiones impositivas altas, aranceles a las importaciones e industrias no competitivas a nivel internacional, no sufren los condicionamientos comerciales que sufren los argentinos.

En el mercado automotriz, esta ecuación también se ve bien representada. Pasamos de tener los 0Kms más baratos, el salario mínimo en dólar más alto, entre otros laureles, a tener el salario más bajo y los 0Kms más caros; solo superados por la situación apocalíptica de Venezuela. Es que gran parte del valor del auto son impuestos, y ellos se ven afectados por la situación del dólar. Recuerda que a la hora de comprar un usado, hay que chequear la información oculta del mismo, revisar el VIN en una plataforma como carVertical; sólo así evitaremos estafas posibles en un mercado que implosiona.

A esto le podemos sumar, que el argentino paga sobreprecios ya que faltan modelos. Faltan modelos porque se apuesta por un control en las importaciones para que no se sigan fugando divisas. Eso genera un círculo vicioso, donde los modelos tardan en entregarse y los que se ofrecen son muy pocos. Aún así, lo que sí crece constantemente es la exportación de vehículos, ya que se deben generar dólares para que entren al país.

Una consecuencia muy loca, es que los usados ven aumentados sus precios. Sin embargo, es el mercado que más se mueve en nuestro suelo. Desplazó por completo a los 0Kms. Una salida a la que se puede llegar a aplicar, es la realizar acuerdos con Mercado Libre u otras empresas, que dan préstamos en otros países, para el registro y posterior compra-venta de autos usados. Otro ejemplo que hay que tomar de lo que hace Mercado, es el de la verificación de usuarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar