Tecnología

Conexiones USB-C la revolución en transferencia de datos y energía

El mundo avanza y así las tecnologías, en este sentido las conexiones para diferentes tipos de dispositivos también y es que las conexiones USB-C llegaron para copar el mercado.

En esta nueva era se utilizarán cables USB C para cargar todo tipo de portátiles y portátiles. Por eso es que en un plazo no muy corto dejarán de utilizarse los demás cables para cargar los teléfonos inteligentes. Con la entrada en vigor de todas las nuevas normativas y la mejora de la tecnología, ha llegado el momento de utilizar cables USB-C como el nuevo estándar para cargar baterías en dispositivos portátiles y otros dispositivos compactos tecnológicos.

En este escenario tecnológico donde permanentemente las innovaciones y desarrollos avanzan vertiginosamente podemos decir que el cable USB se ha convertido en un protagonista obligado, ya que casi todos los smartphones modernos utilizan este tipo de conector.

En esta nueva era entra el USB-C que es es un estándar de conectividad que se utiliza para transferir datos y energía entre dispositivos. Este se caracteriza por tener un conector reversible de forma ovalada con un diámetro de 8.4 mm, lo que significa que no importa cómo lo enchufes, siempre encajará correctamente en la toma. A diferencia de los cables USB convencionales donde debe encajar correctamente para evitar dañar el pin de carga. Además, el USB-C es compatible con una amplia variedad de protocolos, como HDMI, DisplayPort y Ethernet, lo que significa que se puede utilizar un cable USB-C para conectar la computadora a una pantalla o incluso a una red de área local. En general, el USB-C es una opción versátil y conveniente para conectar dispositivos.

En este sentido es importante remarcar que los puertos USB-C pueden soportar diferentes velocidades de transferencia de datos dependiendo del estándar al que cumplan. La velocidad más común es la velocidad de transferencia de datos USB 3.2 Gen 1, que es de 5 Gbps. También hay puertos USB-C que cumplen con el estándar USB 3.2 Gen 2 y pueden alcanzar velocidades de transferencia de datos de hasta 10 Gbps. Además, hay puertos USB-C que cumplen con el estándar USB 4, que pueden alcanzar velocidades de transferencia de datos de hasta 40 Gbps. En general, mientras más alto sea el número de generación y más cercano a USB 4 sea el estándar, mayor será la velocidad de transferencia de datos que el puerto USB-C puede soportar.

Como vemos la tecnología apunta a avanzar en todo sentido y en cada detalle, y no menos importante es el USB-C que cumple innumerables funciones, ya sea para la carga de energía de un dispositivo o la transferencia de datos.

El puerto USB-C se está volviendo cada vez más común en una amplia variedad de dispositivos, como computadoras portátiles, smartphones, tablets, cámaras, consolas de juegos y mucho más. Algunos ejemplos de dispositivos que utilizan el puerto USB-C incluyen:

  • Computadoras portátiles: Muchas computadoras portátiles modernas utilizan el puerto USB-C para cargar la batería y transferir datos.
  • Smartphones: Muchos smartphones modernos, como el iPhone 12 y el Samsung Galaxy S21, utilizan el puerto USB-C para cargar la batería y transferir datos.
  • Tablets: Muchas tablets modernas, como el iPad Pro y el Surface Pro 7, utilizan el puerto USB-C para cargar la batería y transferir datos.
  • Cámaras: Algunas cámaras modernas, como la Canon EOS R6 y la Nikon Z7, utilizan el puerto USB-C para transferir fotos y videos desde la cámara a un ordenador o dispositivo de almacenamiento externo.
  • Consolas de juegos: La consola de juegos PlayStation 5 utiliza el puerto USB-C para cargar los controladores inalámbricos y transferir datos.

En general, cualquier dispositivo que necesite transferir datos o cargar una batería puede utilizar el puerto USB-C.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba