Salud

¿Cómo vivir con una persona con una enfermedad incurable?

La calidad de vida es fundamental en una persona o en las personas que integran el núcleo familiar y el diagnóstico de una enfermedad incurable en uno de los integrantes cambia la vida para siempre. 

Cuando se detecta una enfermedad incurable o crónica, que afecta la salud de una persona, esto implica un cambio rotundo en la vida diaria, en lo cotidiano, no solo de la persona que lo padece sino también de quienes lo rodean.

Cada persona reacciona de diferente manera ante un diagnóstico de este tipo, cada humano enfrenta de diferente forma, o se posiciona ante esta enfermedad de diferente manera, dependiendo de su personalidad, y de esto hablaremos en este artículo. Cómo afecta a cada persona, como afecta al entorno y la familia un diagnóstico desfavorable.

Más allá de que en la actualidad, por ejemplo, la terapia de células madre para el asma ha avanzado considerablemente, hay factores que modifican la cotidianeidad de las personas.

Los avances en la ciencia médica, han traído consigo diversos cambios en esta materia, y se han logrado resultados positivos en tratamientos de enfermedades hasta ahora incurables.

Por ello la ciencia actual permite manipular genéticamente las células para convertirlas en células de varios tipos y trasplantarlas al paciente, o usarlas para futuras investigaciones médicas.

Es por ello que pueden utilizarse células madre para autismo, o para diferentes tipos de patologías crónicas, o incurables.

Este avance tiene el potencial de ayudar a desarrollar terapias basadas en células madres para curar enfermedades hasta ahora sin cura.

Solo en los Estados Unidos las enfermedades “incurables” afectan a 50.000 personas y a medio millón de personas en el  mundo.

Las enfermedades incurables como la EPOC, diabetes, el asma  o el cáncer  son patologías con muchos elementos diferentes, pero todas son crónicas y es posible convivir con todas ellas y llevar una vida plena.

En este sentido, el avance permite desarrollar la terapia antienvejecimiento con células madre. Como vemos el espectro de este tratamiento es muy amplio y aplicable a una diversidad de patologías o tratamientos.

La vida de una persona con un diagnóstico desfavorable, efectivamente cambia de forma radical, no tan solo del paciente si no de su propio entorno, que debe convivir con esta nueva circunstancia. Esto dependiendo de cada persona, de su personalidad, del entorno, puede variar en diversidad de reacciones. Incluso en algunos casos suele desembocar en una estado de depresión, que termina empeorando el cuadro.

Es por ello que es fundamental más allá del tratamiento médico tradicional, un acompañamiento psicológico, que ayude a convivir con una enfermedad crónica incurable.

Otra de ellas, que cambia la vida del paciente y su entorno es la artritis, aunque en la actualidad y con el avance científico, existe también un tratamiento de células madre para artritis reumatoide, que cambia radicalmente la calidad de vida de quien padece esta patología.

La ciencia avanza y con ello la capacidad de atender las enfermedades que afectan nuestras vidas. Por ello es fundamental, mantener un diálogo constante con los seres queridos, con el médico, informarse, seguir cada consejo, realizar ejercicios, mantener una alimentación saludable, entre otros aspectos que serán vitales para la convivencia con una enfermedad incurable, acciones y hábitos vitales para fortalecer el espíritu, el cuerpo y la relación con quienes nos rodean.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar