Mundo

Bronca en Francia: los franceses no supieron digerir la derrota y salieron a romper todo

En Bordeaux, Lyon y París, estallaron desmanes después de la derrota de los galos en la final con la Selección argentina en el Mundial.

La derrota de Francia en la final del Mundial Qatar 2022 frente a la Selección argentina sobrecalentó los ánimos de los franceses, que provocaron incidentes en distintas ciudades.

La noche del domingo no fue pacífica en la avenida de los Campos Elíseos, lugar tradicional de las celebraciones «Bleus», ya que ganaron terreno los ultras y todo se convirtió en una locura finalizado el encuentro.

Así lo describió el periodista Clément Lanot en Twitter, según el medio Le Parisien. La Policía lanzó gases contra los más exaltados, en respuesta a disparos de morteros.

La prefectura de la policía de París había preparado un importante dispositivo de seguridad para este fin de semana y los incidentes, tras la derrota, no tardaron en producirse.

Mientras tanto, la prefectura de Rhône, en Lyon, pidió calma ya que veinte minutos después de finalizado el partido comenzaron a volar proyectiles en proximidades de la plaza Bellecour.

Las fuerzas del orden pidieron al público en general que no hiciera causa común con los grupos de violentos que habían salido a las calles.

Los más belicosos incendiaron cestos de basura y los tiraron a la plaza, donde se mezclaron con petardos, en tanto que la Policía respondió lanzando gases y disparando cañones de agua.

Un panorama parecido se vivió en Grenoble a partir de las 19, donde los cestos de basura incendiados fueron a parar a las vías del tranvia.

Disturbios en Niza por la derrota de Francia
Allí todo comenzó a calmarse hacia las 21, mientras que en Niza, dos sujetos terminaron arrestados a causa de los enfrentamientos con las fuerzas del orden, según informó el alcalde Christian Estorsi.

Unas 300 personas se enfrentaban allí con la Policía, a la vez que los bomberos luchaban para combatir un incendio en medio de los disturbios.

Un herido se cobraron los disturbios en la Plaza Dalton de Boulogne-sur-Mer (Pas-de-Calais), en tanto que un conductor enfocó su auto contra las fuerzas del orden, en un intento por embestirlos, continuaron las crónicas de una noche de locura.

Por último en Burdeos, una veintena de exaltados atacó a la Policía a botellazos, pero las fuerzas del orden lograron restablecer la calma.

Fuente
NA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba