Policiales

Un comisario fue a trabajar borracho tras un asado con amigos

El responsable de la comisaría 35° de Guaymallén manejaba con 2,20 gramos de alcohol en sangre, cuatro veces más que lo permitido en la provincia.

Un comisario de la localidad de Guaymallén, provincia de Mendoza, es investigado por la Inspección General de Seguridad tras ser descubierto manejando en estado de ebriedad.

El hecho sucedió el domingo por la mañana cuando un efectivo policial advirtió con un llamado al 911 que el comisario Cristian Pérez y otras tres personas -una de ellas sería un agente penitenciario- se encontraban dentro de un auto en aparente estado de ebriedad.

Según denunció el efectivo, tanto Pérez como los demás ocupantes del auto estaban vestidos de civil y el comisario tenía una radio «Tetra» policial en sus manos.

Cuando la policía arribó al lugar, el auto ya no se encontraba en el sitio, por lo que se dispusieron a localizarlo a través del GPS.

Una vez localizado, encontraron al comisario solo arriba de una Peugeot Partner y, cuando los efectivos policiales le pidieron que lo acompañara a la comisaría, Pérez admitió que el sábado a la noche había participado en un asado con amigos y que se dirigía a su lugar de trabajo, en la comisaría 35°, de Guaymallén.

El resultado del test de alcoholemia dio “positivo para alcohol en sangre con una graduación de 2,20 gramos de alcohol por cada litro de sangre». El límite impuesto por la ley en Mendoza es de 0,50 gr/lt de sangre.

La Inspección General de Seguridad de Mendoza dispuso la retención del arma reglamentaria y del chaleco antibalas, además de la retención de la licencia de conducir y del auto en el que se encontraba Pérez.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar