Últimas Noticias

Terrible caso de bullying: «A mi hija casi la matan en el baño de la escuela»

El conmocionarte hecho ocurrió el viernes a la mañana en la Escuela 234 del barrio Don Bosco de la ciudad de Cipolletti. A la nena de 12 años la atacó una compañera en el baño durante el recreo y la amenazó de muerte. Su mamá ya realizó la denuncia en fiscalía.

Una mamá de Cipolletti denunció que su hija fue víctima de bullying en la Escuela 234 Facundo Quiroga del barrio Don Bosco y que fue la misma directora quien se acercó a su casa para avisarle que había sido brutalmente agredida. Por las heridas en su mandíbula y abdomen, debió recibir atención médica urgente y tuvieron que acercarse a fiscalía para realizar la denuncia formal.

El hecho ocurrió el viernes a la mañana cuando la nena de 12 años fue al baño durante el recreo y fue sorprendida por una compañera que la golpeó hasta dejarla casi inconsciente. Según explicó su familia, la pequeña venía siendo hostigada desde hace mucho tiempo y las autoridades del establecimiento se habían comprometido con sus padres a cuidarla y no dejarla sola con tal de que no faltara a clases.

La nena de 12 años víctima de la agresión no podía ir ni al baño sola por miedo de los docentes de que fuera golpeada.

Sin embargo, en un descuido de las maestras, fue sola a baño y terminó gravemente herida. En el Hospital de Cipolletti constaron que había sufrido fuertes contusiones en la mandíbula, el abdomen y otras partes del cuerpo que estuvieron muy cerca de convertirse en fracturas. Cuando dio su testimonio en el Ministerio Público Fiscal, casi no podía hablar, pero hizo lo posible para contar detalladamente lo que había sucedido.

La mamá de la nena contó que las alumnas y los alumnos le tienen miedo a la nena que perpetró la agresión y que hasta los padres reciben amenazas de ella por Facebook e Instagram. Al respecto, detalló: «Cuando pasó todo esto me llamaron las mamás de las amigas de mi nena y me dijeron que estaban asustadas porque ahora iban a ir por ellas. Nadie quiere ir a clases y es indignante que hasta nosotras seamos víctimas de este hostigamiento. Cuando fui a la escuela, se reía y me decía que hiciera lo que quisiera, que no le importaba».

«A mi esta chica me escribió mensajes por las redes sociales diciéndome que sabía cosas sobre mi hija y que me iba a mandar videos. Al final eran imágenes de ella bailando folklore con otra chica, intentó hacerme dudar. Todas estas capturas de pantalla quedaron en fiscalía como parte de las pruebas, al igual que el certificado médico y otros papeles. A las amigas de mi hija les escribió para preguntarle como había quedado porque la había cagado a palos para que cerrara la boca», remarcó Débora. (LMC)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba