EconomíaMundo

¿Qué implica la nueva Ley de Facturación Electrónica en España?

España ha aprobado la nueva Ley de facturación electrónica, como el único sistema que debe emplearse en las relaciones comerciales entre las empresas y autónomos.

En este sentido es fundamental que cada empresa cuente con una asesoría adecuada, para cumplir la ley que cuente con el software correspondiente. De no hacerlo se estará incurriendo en un error que sanciones tanto a la asesoría como quien utilice el programa que no esté amoldado a la ley.

En este articulo hablaremos de ello.
La ley es parte forma parte del plan de recuperación y resiliencia que tiene el fin de promover la digitalización y luchar contra la morosidad en las operaciones comerciales, una acción que prevé fomentar el crecimiento empresarial en España.

Esta nueva normativa establece un cierto período desde la entrada en vigencia de la ley para que las empresas se amolden y cumplan los requerimientos técnicos y de información a incluir en la factura electrónica.

En este sentido es sumamente contar con una gestoría, que cumpla con los requisitos necesarios para poder cumplimentar todos los pasos para amoldarse a la nueva ley, como muchas empresas puede utilizarse la gestoría online, que trae consigo muchos beneficios.

Prepararse con tiempo para esta obligación legal, y poder cumplir con el fisco es fundamental, por ello la consulta y asesoría es vital para toda empresa o autónomo.

Las empresas tendrán cierto plazo para implementar esta nueva facturación. Y es asi que por ejemplo si una empresa cuya facturación anual supera los 8 millones de euros, tendrá un plazo de implementación de 1 año. En cambio si una empresa tiene una facturación menor a los 8 millones de euros, el plazo de implementación será de  2 años tras la publicación de la Ley.

Con esta nueva ley española, las empresas se encuentran con la obligación de facturar electrónicamente a otras empresas o autónomos por la prestación de servicios. No es una novedad este sistema, ya que ya ocurre en el ámbito público español con la utilización de facturas electrónicas a la administración pública por parte de los proveedores.

El sistema se traslada con esta ley al ámbito privado, por lo que las empresas y autónomos deberán adaptar sus sistemas a los requerimientos técnicos que impone la ley para poder emitir y recibir facturas de manera electrónica. Si por ejemplo el autónomo no cuenta con el nuevo software o sistema, también una gestoría autónomos.

Como puede observarse, este sistema que ya funciona en muchas partes del mundo y con el avance de la tecnología, permitirá mejorar el control de la facturación de las empresas españolas y de esta manera reducir la evasión fiscal, por otra parte el sistema incrementará la productividad y las relaciones comerciales de las empresas serán digitales.
La factura electrónica aporta grandes ventajas en la operatividad de las empresas, entre las que se destaca la digitalización y optimización de las relaciones empresariales, la obvia reducción de tiempo y costos, el aumento de la productividad, la notoria reducción de la morosidad en las operaciones comerciales. El sistema además reduce los errores humanos ya que se trata de una automatización de procesos. En este sentido las empresas tendrán mas seguridad y fiabilidad en las transacciones electrónicas.
La nueva normativa legal, además planea acoplarse a otras potencias como Italia, Francia, Polonia o Albania donde el sistema ya está en marcha. Esto va de la mano de una reducción considerable en el costo de papel, y de esta forma se apuesta al cuidado de nuestro medio ambiente.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba