Noticias

Law Fare en Lago Escondido “devolución de favores: el juez mahiques fue el mismo que sobreseyó a Lewis hace 1 año”

Magdalena Odarda, amparista en la causa judicial por el Libre Acceso al Lago Escondido, denunció que el Juez Carlos Mahiques, uno de los jueces que estuvo en la reunión secreta de Lago Escondido y que protagoniza los chats que salieron a la luz evidenciando cómo el grupo de jueces asistentes inventaron hechos y falsificaron pruebas para entorpecer el accionar de la Justicia, fue el mismo que dictó el sobreseimiento de Lewis y funcionarios públicos en la causa judicial por la compra fraudulenta de las tierras que rodean al Lago Escondido y que continúan perteneciendo a Lewis.

Odarda indicó que: “El 15 de septiembre de 2021 la Sala 3era de la Cámara Federal de Casación, con la firma de los jueces Carlos Alberto Mahiques, Guillermo Yacobucci, y Liliana Catucci, rechazó el recurso presentado por la Fiscalía, por lo que se confirmó el sobreseimiento de los imputados mediante la prescripción de la acción penal. Esto significa que la investigación se cerró, quedando impunes los posibles responsables del delito, aun cuando se acreditó el fraude a la Ley Argentina.”

“La denuncia fue promovida por la Procuración de Investigaciones Administrativas (PIA) y fueron denunciados los funcionarios públicos que autorizaron la venta de las tierras que rodean el Lago Escondido, como es el caso de la Escribana actuante y el responsable del Registro de la Propiedad Inmueble de la provincia de Río Negro, así como también empresarios, entre los que se destaca Charles Lewis (hijo de Joseph Lewis).”

“El fiscal denunció que la maniobra no podía ser realizada sino a través de un plan concertado entre las personas jurídicas beneficiadas, ósea Hidden Lake S.A y los funcionarios públicos que intervinieron en todos los trámites registrales, a través de una operación engañosa por parte de ciudadanos extranjeros, y los funcionarios que tenían la obligación de defender la seguridad nacional.”

“Recordamos el origen de la causa, cuando el 19 de junio de 1996, la empresa “HR Propeties Bs As” solicitó a la Comisión Nacional de Zona de Seguridad la autorización para la compra de 8.063 hectáreas rionegrinas en el paraje El Foyel, en plena área de seguridad de frontera. Tan solo un mes después obtuvo la aprobación, sumando 2.760 hectáreas más solicitadas por Charles Lewis.”

“Pero a pocos meses de dicha autorización, “HR Propieties Bs As” se convierte en “Hidden Lake S.A”, y con dicho nombre inscribe el dominio a su favor en el Registro de la Propiedad Inmueble de Río Negro. Por lo tanto, la autorización, si bien fue concedida a una sociedad argentina, al momento de la inscripción registral se hizo a nombre de la empresa de Joseph Lewis, violando así el Decreto-Ley 15.385/44 y la Ley N° 12.913, normas que declaran “de conveniencia nacional que los bienes ubicados en la zona de seguridad, pertenezcan a ciudadanos argentinos nativos.”

Finalizando, la amparista Odarda manifestó: “Este nuevo escándalo pone de resalto que la mansión de Lewis en nuestra Patagonia es sede de oscuros negocios. No es inocente que el camino de Tacuifí, único acceso seguro al Lago Escondido, permanezca cerrado después de más de 17 años de juicio. Han convertido el patrimonio público en un lugar exclusivo y privilegiado para los amigos del poder concentrado, aquellos que también integran la famosa “mesa judicial” encargada de perseguir y amedrentar a políticos y dirigentes sociales mediante el Law Fare.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba