Noticias

La iglesia dice «Sería un error interpretar el atentado contra la vicepresidenta como un fenómeno aislado»

"Hay un contexto creciente de desencuentro, polarización, intransigencia, recalentamiento social y crispación que se expresa como una agresividad sin pudor en las redes sociales y los medios de comunicación", remarcaron.

Desde la iglesia expresaron su solidaridad a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, y sostuvieron que «sería un error interpretar el atentado» que sufrió en la noche de jueves en el barrio porteño de Recoleta como «un fenómeno aislado».

«Hay un contexto creciente de desencuentro, polarización, intransigencia, recalentamiento social y crispación que se expresa como una agresividad sin pudor en las redes sociales y los medios de comunicación, y que llega incluso a teñir el accionar de los tres poderes del Estado», manifestaron.

En un comunicado de prensa, numerosos sacerdotes de villas y barrios populares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) indicaron: «Queremos expresar nuestra solidaridad y la cercanía de nuestra oración con la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, por el atentado que sufrió».

«Un hecho muy grave que atenta a su vez contra la democracia. Sería un error interpretar el atentado contra la vicepresidenta como un fenómeno aislado. Hay un contexto creciente de desencuentro, polarización, intransigencia, recalentamiento social y crispación que se expresa como una agresividad sin pudor en las redes sociales y los medios de comunicación, y que llega incluso a teñir el accionar de los tres poderes del Estado», agregaron.

«Pedimos a Dios que no crezca la violencia en nuestro país en sus diversas formas. Y para ello queremos comprometernos a ser sembradores de paz y no de odio. Y animamos a ir por ese camino que tanto necesita nuestra patria», expresaron.

En el mismo sentido, remarcaron: «Todos podemos hacer algo para trabajar por la amistad social y debemos empezar hoy».

«Como nos propone el papa Francisco nos puede hacer mucho bien recordar las palabras de (el activista estadounidense) Martin Luther King, cuando volvía a optar por el amor fraterno aun en medio de las peores persecuciones y humillaciones: ‘Odio por odio sólo intensifica la existencia del odio y del mal en el universo. Si yo te golpeo y tú me golpeas, y te devuelvo el golpe y tú me lo devuelves, y así sucesivamente, es evidente que se llega hasta el infinito. Simplemente nunca termina. En algún lugar, alguien debe tener un poco de sentido y ésa es la persona fuerte. La persona fuerte es la persona que puede romper la cadena del odio, la cadena del mal (…) Alguien debe tener suficiente religión y moral para cortarla e inyectar dentro de la propia estructura del universo ese elemento fuerte y poderoso del amor'», añadieron.

Y completaron diciendo: «Que la Virgen de Luján, la Madre del pueblo, nos ayude a ser sembradores de paz».

Firmaron el comunicado, además de Carrara, los curas Federico Ortega, José María Di Paola, Andrés Benítez, Lorenzo de Vedia, Facundo Ribeiro, Ramiro Terrones, Ignacio Bagattini, Agustín López Solari, Gustavo Rofi, Carlos Olivero, Nicolás Angellotti, Gastón Colombres, Damián Reynoso, Nibaldo Leal, Martín Carroza, Ramiro Pannunzio, Adrián Bennardis, Domingo Rhein, el diácono Jorge Ganz y Joaquín Giangreco.

La nómina se completa con Carlos Morena, José García, Miguel Haaj, Mario Romanín, monseñor Juan Carlos Romanín, Bruno Rossi, Fernando Montes, Guillermo Cejas, Leonardo Silio, Jorge Moreno, Pedro Baya Casal, Andrés Tocalini, Ariel Corrado, Adrián Ortigoza, Omar Mazza, Miguel Berriel, Sebastián Sury, Pedro Cannavo, Guillermo Torre, Ignacio Rey y Franco Punturo.

Fuente
NA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar