Noticias

La Argentina realizó en Chile un homenaje a excombatientes de Malvinas

Se trató de un emotivo acto en la embajada argentina en Santiago, en reconocimiento a Roberto Herrscher y Walter Enrique Giménez, residentes en el vecino país.

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería argentina, Guillermo Carmona, y el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, realizaron un homenaje y entregaron un reconocimiento a los excombatientes de Malvinas Roberto Herrscher y Walter Enrique Giménez, residentes en el vecino país.

El acto se realizó en la residencia oficial argentina en Santiago, como cierre de una serie de actividades que realizó Carmona junto a Bielsa en Chile, con motivo de la Agenda Malvinas 40 años que busca visibilizar los derechos soberanos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes y homenajear a los excombatientes y familiares de caídos en Malvinas.

Carmona dijo a Télam que está «muy contento y conforme con que hayamos podido mantener una agenda multidimensional, porque estuvimos con autoridades de la Cancillería chilena y en la Universidad de Chile, en el Instituto de Estudios Internacionales. He tenido la posibilidad de encontrarme con referentes, personalidades, académicos, ahora estaremos con el Grupo de Apoyo a Argentina por la cuestión Malvinas, que es un grupo con personalidades de distintas orientaciones políticas e ideológicas, representativos de las distintas realidades de la comunidad chilena».

«Así que hemos logrado aquí en Chile y junto al embajador Bielsa sostener este carácter multidimensional que buscamos dar en las visitas que hacemos a países en este particular año de conmemoración de los 40 años de la Guerra de Malvinas», amplió.

En el acto de reconocimiento, Carmona dijo que este es «el espíritu con el que el pueblo argentino reconoce a los héroes de las Malvinas. No resulta sencillo para nosotros el tema de la guerra, la conmemoración de 40 años de un conflicto bélico. Lamentablemente por las circunstancias en que se produjo sucedieron esos hechos que siguen doliendo en el pueblo argentino, siguen produciendo consecuencias en los que participaron en el conflicto bélico, en sus familias y seres queridos».

«Queremos fraternalmente reconocerlos y agradecerles sobre todo el rol que han cumplido ustedes y los más de 22.000 veteranos de guerra en Argentina, en sostener viva la Cuestión Malvinas como una causa nacional. En los momentos en que se trató de invisibilizar, incluso de forma inmediata cuando retornaban al territorio continental argentino tras la guerra, estaba la idea de invisibilizarles, ocultar a quienes habían combatido», sostuvo Carmona.

«En ese momento, surgió mi compromiso de ‘Malvinizar’ con acciones muy concretas con el fin de visibilizarlos. Muchísimas gracias por estar aquí. Para nosotros es un honor», dijo sentidamente Carmona a Herrscher y Giménez.

El embajador Bielsa también expresó su dolor por cómo se recibió en Argentina a los excombatientes después de la guerra: «Me hubiera gustado recibirlos, ayudarlos en su dolor, porque venían de un episodio espantoso. Sin la formación necesaria, sin la planificación, no siendo soldados profesionales. Los tendríamos que haber recibido, no digamos con el reconocimiento que les permitiera en aquel momento vivir dignamente, sino que con un reconocimiento social, ese tipo de cosas que demuestra que la sociedad los ama, no se olvida».

«A mí me duele Malvinas. Para mí no hay manera de pagarles», expresó Bielsa.

Como cierre de la actividad, el embajador Eduardo Rodríguez Guarachi, quien preside el Grupo de Apoyo a la Cuestión Malvinas en Chile, remarcó que Malvinas no es un causa nacional, sino que «es una causa latinoamericana».

Previamente, el miércoles, Carmona y Bielsa se reunieron con la subsecretaria de Relaciones Exteriores de Chile, Ximena Fuentes, y el Secretario General de Política Exterior, Alex Wetzig, ocasión en la que las autoridades argentinas expresaron el agradecimiento por el apoyo constante de Chile respecto a la cuestión Malvinas y el importante papel que juega Chile en el Comité de Descolonización de la ONU.

«Fue una reunión cordial y fructífera, porque pudimos repasar los distintos temas de la agenda, empezando por el agradecimiento y reconocimiento a Chile por esta posición de que en Chile los gobiernos de la democracia chilena expresan como una política de Estado el reconocimiento de la soberanía argentina sobre las Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes», dijo Carmona a Télam.

«Yo le agradecí a Ximena Fuentes, especialmente el papel que jugó la embajadora de Chile en Naciones Unidas, Paula Narváez, en la última sesión del Comité de Descolonización en junio. Allí una vez más Chile, como hace tradicionalmente, presentó el proyecto de resolución que luego fue aprobado por el Comité de Descolonización. Tuvo un discurso la embajadora Narváez que despertó el reconocimiento y el aplauso de la delegación argentina, un discurso que expresó una enorme solidaridad con Argentina frente a esta situación de ocupación ilegal que padecemos sobre parte de nuestro territorio», reconoció Carmona.

Carmona brindó una conferencia sobre «La Cuestión Malvinas en el contexto internacional actual» en la Cátedra Argentina del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, en la que participaron autoridades, docentes y estudiantes de la Universidad, y cursantes de la academia diplomática de Chile.

Señaló en su alocución la importancia estratégica que revisten los espacios marítimos en términos económicos, comerciales y ambientales, manifestó su preocupación por la escalada de tensiones geopolíticas que se manifiestan en áreas oceánicas en distintas regiones del planeta y la importancia de la preservación del Atlántico Sur como Zona de Paz y Cooperación, libre de armamentos nucleares.

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería completó dos días de actividades que forman parte de la Agenda Malvinas 40 Años, que busca visibilizar los derechos soberanos de la Argentina sobre las Malvinas.

La agenda incluye tres objetivos. «Uno de ellos es reconocer a los veteranos de guerra y a los caídos en la guerra de Malvinas, y también reconocer a sus familias que han sufrido las secuelas de la guerra», dijo Carmona.

«El segundo objetivo es visibilizar la cuestión Malvinas, y eso lo hacemos en Argentina y lo hacemos internacionalmente, y el tercero tiene que ver con el despliegue diplomático con el objetivo de retomar las negociaciones que quedaron suspendidas antes de la guerra de Malvinas», concluyó Carmona.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar