Economía

Hoy se reúne el Consejo Nacional del Salario Mínimo

«Habría que subir el Mínimo, Vital y Móvil a unos 40 ó 41 mil pesos, para superar la inflación y recuperar algunos puntos» advirtió el diputado nacional Hugo Yasky.

Entrevistado por El Aire de la Mañana (Radio Noticias) Hugo Yasky consideró que «ya es muy positivo el adelantamiento de una reunión que estaba prevista para el año que viene y, aunque seguramente no podremos llegar a este piso que pretendemos, esperamos que el gobierno se acerque todo lo posible».

De todas maneras, los salarios siguen corriendo detrás de la inflación. «No puede ser que los aumentos del salario provoquen estampida de precios. En esta reunión (prevista para las 14) habrá representante de varias cámaras empresarias y entre ellos estará (Daniel) Funes de Rioja, quien además de la UIA preside también la Copal, entidad que agrupa a las compañías formadoras de precios. A ellos hay que exigirles un compromiso de no producir una escalada de precios como la del primer semestre de este año, cuando teníamos los salarios en dólares más bajos de Latinoamérica, las tarifas congeladas y la pandemia hacía estragos. Es una conducta antisocial: ellos ponen cara de póker cuando escuchan hablar de inflación, pero son los mayores responsables».

Formadores de precios

Yasky recordó que cuando el ministro Martín Guzmán conformó un Consejo de Precios y Salarios, «los formadores de precios no asistieron a ninguna reunión y no hubo posibilidad de discutir un acuerdo», y consideró que «no podemos dejar de visibilizarlos como responsables». Según el legislador «durante su gobierno, Mauricio Macri hizo desaparecer todos los instrumentos que permitían algún control de precios» y recordó que «Augusto Costa había conseguido ciertos avances en la Secretaría de Comercio para detectar los eslabones de la cadena comercial donde se producían abusos y distorsiones, cruzando información de AFIP, datos de la Secretaría de Comercio y balances de las empresas. Hay que recuperar el tiempo perdido y ponerle el cascabel al gato», afirmó.

En ese contexto, consideró necesario «desnudar la hipocresía de los grandes grupos económicos que reclaman una país previsible, cuando la única perspectiva de previsibilidad para un trabajador es tener algo para comer», y denunció que «los grandes medios ocultan y distorsionan esta información». Muchas personas «creen que los precios aumentan porque el gobierno lo estimula o incentiva, y por eso el primer paso es visibilizar esta situación».

«Aporte de Cristina»

Consultado sobre el cimbronazo que el resultado de las PASO provocó en el Frente de Todos, consideró que «la carta de Cristina Fernández fue un gran aporte, porque lo peor que podíamos hacer después de una elección donde perdimos 4 millones de votos, era seguir como si no pasara nada. Y Cristina tuvo capacidad para advertir que había un mensaje muy fuerte del electorado y que debíamos hacernos cargo de ese mensaje», dijo.

Hubo quienes interpretaron esa carta como una «conducta golpista». Según Yasky «es una visión delirante vinculada al intento de corporaciones muy poderosas por mellar al gobierno y producir teorías conspirativas, para promover una fractura» dentro de la coalición gobernante. En ese sentido, opinó que la nueva conformación del gabinete nacional «saldó la crisis abierta por el señalamiento de Cristina sobre producir cambios», pero también aporta «un mayor volumen político, con (José Luis) Manzur, (Julián) Domínguez o (Aníbal) Fernández que tienen peso propio, porque necesitamos ministros con capacidad para poner proa a dos años más de gobierno, honrar el contrato electoral y empezar a revertir el enorme cuadro de pobreza y desempleo» que hoy acucia a nuestro país.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Mirá también

Cerrar
Botón volver arriba