Familia

Cuales son las razas de perro mas tolerante a los niños

Adoptar un perro es un desafío muy grande para una familia, sobre todo si tenemos niños en casa. Este desafío debe ser asumido por todos y cada uno de los integrantes de una familia para recibir a este nuevo integrante peludo. Lo que llamamos una tenencia responsable.

En la primera etapa de vida de un perro es sumamente importante tener un contacto con niños para generar o fortalecer un vínculo entre las partes.

Cuanto más cariño y amor reciban tanto los perros como los niños mucho más fuerte será el vínculo entre ambos.

Los niños suelen ser sumamente activos a la hora de tratar con un perro y sobre todo si se trata de un cachorro, quien debe adaptarse a estos en sus etapas de crecimiento.
Los perros son diferentes entre sí y podemos encontrar perros sumamente permisivos con los niños y otros no tanto.

En este artículo te vamos a contar cuales son las razas más tolerantes a los niños, más cariñosos y más dóciles para la familia.

En la etapa inicial de la relación entre un perro y los niños es sumamente importante la educación de ambos, tanto del perro como de los niños en el trato mutuo.
Así evitaremos en un futuro reacciones no deseadas, mordeduras, etc.

En primer lugar tenemos que asumir que un perro es un ser no humano que convive con nosotros, no es un juguete no es un objeto sino que es un compañero un amigo un integrante más de la familia.

La ciencia ha demostrado que un perro en la familia trae consigo innumerables beneficios sobre todo en el desarrollo de las infancias. A cierta edad un niño puede manifestar su intención de tener un perro, de tener un amigo peludo con quien jugar y compartir su vida.
Esto puede convertirse en una relación maravillosa. Y puede ser tiempo de atender esta demanda.

Cada perro es diferente y su comportamiento no solo depende de la raza sino de la educación que recibe en casa.

Es un hecho, entonces, que no hay perros peligrosos, sino peligrosos adoptantes.

No todos los perros se llevan bien con los niños y por eso es necesario conocer un poco de cada uno para encontrar al compañero perfecto.
Los niños son amantes de los perros y los perros pueden fácilmente querer mucho a los niños.

En pocas palabras, es un amor incondicional que se puede crear entre ambos desde el primer encuentro.

Recordemos que los niños son pequeñas personitas que están iniciando en el mundo, explorando, aprendiendo y por eso necesitan una raza de perro que se adapte a ellos.

Existe el perro ideal para un niño, pero hay que saber qué perro es perfecto para ese niño o esa familia en concreto.

Los perros que conviven con niños deben ser inteligentes, muy activos y de buen temperamento.

Es importante que el perro tenga la suficiente energía para jugar y pasar momentos divertidos con el niño.

Que un niño tenga un perro no solo significa tener un compañero fiel, sino un amigo que les brinda seguridad y responsabilidad.

Algunas razas de perros, por naturaleza, son más dóciles que otras.

Por supuesto, mucho depende su educación y su cuidado.

Cuando un perro es bien educado, puede ser fácilmente parte de una familia con niños.

Como he comentado, no depende tanto de las razas sino de la educación.

Golden Retriver, al pensar en un perro cariñoso, la gran mayoría pensará en el Golden Retriver. Esta raza de perro es muy dócil y tolerante. También es muy juguetón y fiel. Es amigable, muy tranquilo y súper inteligente.

El Golden Retriever es una de las primeras opciones a la hora de elegir un perro para un niño, sobre todo cuando la familia vive en lugares abiertos o grandes.

A esta raza le encanta jugar y por eso necesita de mucho espacio para correr. En caso de no ser así, necesita paseos diarios para ello.

El Golden es una raza cariñosa y familiar. No les gusta estar solos y eso los convierte en la mejor compañía.

Es sin duda, la raza de perros más amigable e ideal para los niños.

El Labrador Retriever, estos son muy buenos e inteligentes. Son pacientes y esa cualidad con un niño es muy importante. Son una raza muy tranquila y cariñosa y, al no presentar síntomas de agresividad, son ideales para niños. Les gusta mucho correr y jugar en el agua.

Es importante que esta raza tenga constante actividad o ejercicio cada día. Esto lo mantendrá activo y juguetón.

Son excelentes perros de compañía, fieles, súper cariñosos y, sobre todo, obedientes.

En esta raza, la educación desde cachorros es importante, así serán más capaces de tolerar las posibles travesuras que cualquier niño le haga.

Schnauzer Miniatura

Esta raza es de carácter dócil, fiel y obediente, especialmente con los niños. También, son muy inteligentes, cariñosos y con mucha energía.

Normalmente, esta raza tiende a ser un perro ladrador pero si tiene un buen adiestramiento, se puede evitar o controlar, aún así son una buena raza para estar con niños.

El Schnauzer Miniatura disfruta mucho de pasar tiempo con niños y jugar, pero al ser pequeños es importante que siempre estén supervisados por los adultos.

Así se evita que el niño pueda hacerle algo y viceversa.

Con una correcta educación y cuidado son buenas mascotas. Así como las demás razas, también requiere de ejercicio cada día.

Collie

Gracias a su instinto protector, muchos padres consideran a esta raza la perfecta para sus hijos.

Si están en peligro, ellos siempre están para proteger al niño. Además, los Collie son amigables, tranquilos y no ladran mucho.

Los Collies, por su buen carácter y paciencia, son excelentes para pasar algunas horas de juego con los niños.

Bulldog Francés

Es una raza de perros sociable, juguetona y cariñosa con sus adoptantes, niños y también con bebés.

El Bulldog Francés es un perro muy sensible, delicado con todos los niños y capaces de crear lazos únicos con ellos.

Serán los mejores amigos desde el primer segundo, incluso son capaces de detectar la angustia de algún miembro de su familia.

También son muy inteligentes y dóciles para educar.

Es una raza que le gusta el juego, pero que se cansa muy rápido.

No necesitan de largos paseos, basta con un paseo corto en el parque, por lo que no se recomienda para familias que gusten de ir de excursión con perro.

Bóxer

Son perros muy alegres y protectores de toda la familia. Les gusta mucho jugar y también correr.

Son una raza que, si socializan desde cachorros y se le enseña a los niños a cuidarlos como parte de la familia, fácilmente pueden convivir felices.

No obstante, no deberían jugar con niños muy pequeños. Siempre con supervisión.

Por otro lado, el bóxer es la raza que más niños ha salvado del agua, es decir, de la posibilidad de ahogarse.

Bichón Maltés

Son perros muy dulces y suaves.

Les gusta mucho jugar, son protectores y siempre están activos, sobre todo cuando son cachorros. Son, en general, una raza muy cariñosa.

Al ser una raza de perros pequeña, es también perfecta para los niños.

El Bichón Maltés tendrá siempre una buena relación afectuosa con los niños, gracias a su buen carácter.

Cocker Spaniel

Esta raza se caracteriza por tener un carácter juvenil.

Les gusta jugar, pero no por mucho tiempo.

También les gusta correr, no paran. Son muy activos, sociales y siempre están alegres. Son ideales para salir a jugar al parque, al campo o incluso al mar.

Los Cockers son buenos para los niños, pero es importante cuidar bien su educación para que sea un buen compañero.

De esa manera se evita que pueda ocurrir algún ataque de agresividad, puesto a que esta raza no es tan tolerante como otras.

Beagle

Son perros muy juguetones con los niños y muy inteligentes. No son agresivos, sino todo lo contrario, siempre demuestran un gran afecto por la familia y por los niños. Además, son muy fáciles de cuidar.

Tienen mucha energía y eso significa que siempre van a querer jugar. Con los extraños pueden llegar a manifestar desconfianza.

Son una raza ideal para niños no tan pequeños y que no sufran ningún tipo de alergia, porque el beagle pierde mucho pelo.

Terranova

Son perros muy dóciles, adorables y tremendamente pacientes con niños y adultos.

También son perros sociables con todos y muy inteligentes.

Con los niños, esta raza tiende a ser muy protectora, pero también les encanta jugar. Son bastante tolerantes y por eso son ideales para familias con hijos.

El punto débil es que son bastante vagos.

Otras razas ideales para tener con niños son:

Setter irlandés: son juguetones, inteligentes y cariñosos. Pueden pasar horas jugando con los niños.

Vizsla: tienen mucha energía por lo que son buenos para niños más mayores. Les gusta jugar.

Caniche: son perros pequeños, fáciles de cuidar, juguetones y buenos compañeros. Perfecto para los niños.
Goldendoodles o Labradoodles: son perros cariñosos e inteligentes. Es muy fácil entrenarlos para que sean buenos compañeros para los niños. Esta raza es una mezcla de Golden retriever con Caniche o también de Labrador con Caniche.
Beneficios para los niños al tener un perro en casa
Tener un perro en casa cuando hay niños puede ser muy beneficioso, debido a que los perros pueden ser de gran ayuda en el desarrollo psicológico del niño.

Los perros permiten que el niño aprenda de respeto y responsabilidad.

Que un niño tenga a un perro, lo enseña a amar, a ser amado, mejorar la autoestima y mucho más.

Además de eso, los perros, son una gran alegría para el hogar.

Otros beneficios de que un niño tenga perros son:

Mejora el desarrollo del sistema inmunológico del niño.
Cuando un niño tiene un perro, está menos propenso a una infección respiratoria o de oído.
Los niños que tienen perros son más empáticos.
Son niños más sociables en su entorno.
Aprenden a cuidar de otros.
Respetan a los animales.
Reducen el estrés en el niño.
Les brindan sensación de seguridad.
Ayuda a niños hiperactivos a estar más tranquilos.
Los niños se sienten más protegidos.
Los ayuda a mantenerse activos y ejercitados.
Crean un importante lazo afectivo.
Yo tuve mi primer perro a los 9 años y nunca he dejado de tener. Para mí los perros me dan vida.

Educar al perro y al niño: educación bidireccional
Las razas mencionadas anteriormente son perros que cumplen ciertas características para ser compañeros de los niños.

Sin embargo, y como he comentado anteriormente, es muy importante que el perro esté educado correctamente para que puedan convivir juntos y sin ningún tipo de problema.

Por supuesto, también es necesario que el niño aprenda a tratar al perro bien, para que tengan una relación feliz y amena.

La educación debe ser bidireccional, es decir que tanto al perro como al niño hay que enseñarles a convivir y tratarse bien: saber qué se puede y qué no se puede hacer.

¿Sabías que la mayoría de ataques de perros a personas son realizados a niños? Más del 80%, un porcentaje altísimo, y tiene que ver con la falta de educación en abmos lados.

Precauciones al tener un perro y niños
Cada padre debe ser responsable y nunca dejar a su hijo solo con un perro.

No importa la raza, es mejor siempre estar atentos, no porque el perro sea malo o le quiera hacer daño al niño de manera intencional, pero podría ocurrir algún ataque agresivo fruto de no saber cómo tratarlo y es mejor prevenirlo.

La supervisión es fundamental, sobre todo cuando son niños pequeños.

Cuando el niño es más grande capaz de tener el control se podrán dejar solos, pero es necesaria siempre la presencia del adulto.

Ante cualquier signo de violencia por parte del perro hacia el niño, o por parte del niño hacia el perro es importante actuar.

Si ese comportamiento se deja pasar, podría ser peor más adelante.

Responsabilidades básicas al tener un perro en casa
Tener un perro en casa no solo significa un nuevo miembro y compañero para los niños, es también una responsabilidad para toda la familia, incluido el niño.

Un perro necesita cuidados, desde ir al veterinario, su baño, comida sana, paseos y mucho más.

Al tener un perro se adquieren todas esas responsabilidades, que son muy importantes para que sea un perro feliz y saludable y, siempre, se debe implicar al más pequeño de la casa.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar