Argentina

Aumentos en la nafta y el gasoil: llega junio con subas en los combustibles

El primer día de junio traerá consigo una nueva suba en los precios de los combustibles, una medida impulsada por la actualización de impuestos que el gobierno nacional había pospuesto en mayo. A esto se le suma un posible aumento en los biocombustibles, cuya mezcla es obligatoria tanto en la nafta como en el gasoil.

Estos aumentos son consecuencia directa del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC). Originalmente, estas actualizaciones debían aplicarse en mayo, pero se postergaron según lo dispuesto por el Decreto 375/2024. Además, la subida de los biocombustibles, definida a mediados de mayo, está ejerciendo presión sobre los precios finales en las estaciones de servicio.

El gobierno había establecido que en marzo se aplicaran los incrementos impositivos correspondientes al primer y segundo trimestre de 2023. Asimismo, se había previsto descongelar las cuotas del tercer y cuarto trimestre del año pasado en abril y mayo, respectivamente. No obstante, con la publicación del Decreto 375/2024 a principios de mayo, se decidió postergar el último tramo de estos aumentos para junio. Esta postergación incluyó también el impacto del tercer trimestre de 2024 y el primer trimestre de 2024, cuya aplicación comenzará el primer día del mes, es decir, este sábado.

La combinación de estos periodos resultará en una suba del 132% en la carga impositiva, según un análisis de la consultora Economía y Energía (E&E), dirigida por Nicolás Arceo. Este aumento afectará más al precio de la nafta que al del gasoil. El incremento del ICL y el IDC será del 53,3% para el último trimestre de 2023 y del 51,6% para el primer trimestre de 2024. De oficializarse estos cambios, el impuesto sobre la nafta alcanzará los $307 por litro, mientras que en el caso del gasoil será de $199. Esto representa un aumento en el precio por litro de aproximadamente $140 para la nafta y $100 para el gasoil, en promedio a nivel nacional.

Es importante destacar que estos precios pueden variar según la región. En algunas zonas del país, los valores serán más bajos, mientras que en otras serán más altos. En la región patagónica, por ejemplo, se aplica un descuento impositivo conocido como Zona Patagónica o Ley Pichetto, que reduce en un 50% la carga impositiva sobre el gasoil y exime totalmente a la nafta de estos impuestos, lo que mitiga el impacto en esta área.

El aumento en el precio de los biocombustibles también influye directamente en el costo de producción de los combustibles. Este incremento, junto con la actualización impositiva, se reflejará en el precio final en los surtidores, lo que podría llevar a un aumento mayor en comparación con los registrados en meses anteriores.

Aumentos en la nafta y el gasoil: se sumarían las subas de los biocombustibles

Otro factor que contribuye al aumento en el precio de los combustibles es el incremento en los precios del bioetanol y el biodiésel, que se mezclan obligatoriamente con la nafta y el gasoil, respectivamente. A mediados de mayo, la Secretaría de Energía emitió resoluciones que modifican los precios de estos biocombustibles. En particular, el precio del biodiésel se redujo.

La Resolución 72/2024 fijó el precio mínimo de adquisición del bioetanol a base de maíz en 570 pesos por litro. La Resolución 73/2024 estableció el nuevo precio del bioetanol a partir de caña de azúcar en 622 pesos por litro. Por otro lado, la Resolución 71/2024 ajustó el valor del biodiésel, estableciendo un precio mínimo de adquisición de 938.540 pesos por tonelada, un ligero descenso desde su precio anterior de 940.000 pesos por tonelada.

Actualmente, el gasoil debe contener un 7,5% de biodiésel, mientras que las naftas deben incluir un 12% de bioetanol. Por lo tanto, estos incrementos en los biocombustibles añaden presión adicional a los precios de los combustibles.

En resumen, junio traerá consigo un aumento significativo en los precios de la nafta y el gasoil debido a la actualización de impuestos y el ajuste en los precios de los biocombustibles. Estos cambios, reflejados en los surtidores, impactarán directamente en el bolsillo de los consumidores, variando según la región del país.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba